Seminari TPDv A Muscles de Gegants

Honestidad y Ciencia, también en el feminismo.

El grupo de mujeres Sherezade despedía el curso la semana pasada. En este encuentro pudimos dialogar sobre el año tan importante que estamos viviendo el feminismo y los retos a los que nos enfrentamos.

Uno de ellos, la urgencia en incorporar al debate feminista las evidencias científicas. Sabemos que hay un gran avance al respecto, pero nos preocupa mucho cuando se promueven espacios de formación dando la espalda a las evidencias, desprotegiendo a las víctimas y atacando a las personas que trabajamos en favor a las mismas.

Un ejemplo muy claro de lo urgente que es, el caso NAGORE, del que este mes hace 10 años.

En este sentido, aunque sabemos que queda mucho por hacer, nosotras hemos agradecido siempre a personas investigadoras como Lídia Puigvert y Ramón Flecha (entre otras) que ya desde horas después de su femicidio, salieron en defensa pública de Nagore. Denunciaron que su asesino recibiría una condena corta debido al error de la legislación española de afirmar que la violencia de género (VG) era causada por la pareja o expareja, desconociendo las evidencias científicas internacionales que demuestran que es causada por hombres violentos en cualquier tipo de relación, de pareja estable o de ligue ocasional. Gracias a sus críticas y alternativas, legislaciones posteriores han corregido ese error y se han basado en las evidencias científicas internacionales abriendo la puerta legal a que se condene por violencia machista a todos los que cometen violencia de género contra su pareja, expareja o cualquier otra mujer.

La Comunitat Valenciana destaca desde 2014 por haber incorporado a su normativa y propuestas educativas las evidencias científicas en materia de prevención de la Violencia de Género. Este año se ha celebrado mucho que las instrucciones de inicio de curso se posicionen también, por una prevención de la violencia de género incorporando el Modelo Dialógico de Prevención de Conflictos.

Consideramos que tenemos que seguir trabajando muy intensamente sobre aquello que sabemos que funciona, es un derecho como profesionales, tenemos el compromiso de no perder el tiempo en debates y ataques que no mejora la vida de las personas o que atacan a aquellas que trabajamos intensamente por ellas.

Las personas que soñamos y trabajamos por un futuro sin violencia de género sabemos que éste no será posible sin la erradicación del Acoso Sexual de Segundo Orden (SOSH). Atacar a aquellas personas que defienden y están del lado de las víctimas es una de las estrategias para perpetuar el silencio sobre la violencia de género.

Nuestro grupo Sherezade continuó soñando, este año muy ilusionadas con espacios que como CICFEM nos ayudará a todas y todos, a promover un trabajo conjunto y honesto por la erradicación de la violencia de género, aislar a las víctimas y poder ejercerla con total impunidad.

https://cicfem.wixsite.com/cicfem-inicio